Por los DDHH de los LGBTI: Uruguay 2016

Por Felicia Saturno Hartt. Foto: Congreso LGBTI.- Comenzó en Montevideo, Uruguay,  “la IV Conferencia Mundial sobre los Derechos Humanos de Personas LGBTI: No Violencia, No Discriminación e Inclusión Social", a realizarse del 13 al 15 de julio de 2016.

Organizada conjuntamente por Uruguay y los Países Bajos, es la primera vez que América Latina acoge esta conferencia, en la que, según el Ministro de Exteriores del país europeo, Bert Koenders, se busca "construir alineamientos de los estados para que, junto a la sociedad civil, se protejan los derechos de las personas LGBTI”.

En tanto, el canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, destacó la necesidad de dar visibilidad a los problemas que sufre esa población y de buscar estrategias para "superar obstáculos" y lograr el "goce pleno de todos los derechos humanos y libertades" por parte de todo el mundo, sin impedimentos de tipo sexual o de género.

Esta IV Conferencia Mundial tiene dos objetivos principales. El primero es compartir, bilateral como multilateralmente, información, buenas prácticas y lecciones aprendidas en la promoción y protección de los derechos humanos de las personas lesbianas, gais, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI) a nivel mundial.

El segundo objetivo es asegurar una mejor coordinación del apoyo político y financiero por parte de gobiernos y organismos multilaterales, dirigidos a la concreción de los derechos humanos y desarrollo inclusivo de las personas LGBTI.

España, Bélgica, Montenegro, Costa Rica, Austria, Finlandia y Estados Unidos son algunos de los países que se han adherido hasta el momento a esa coalición y se espera que a lo largo de la cita, que finalizará el viernes, más Estados sumen su rúbrica a esa iniciativa global por la igualdad de derechos.

Una lucha global por los derechos

Los dos ministros comparecieron ante la prensa tras su participación en la apertura de la conferencia y Koenders explicó que la coalición buscará "trabajar" a pie de campo y no solo "establecer una serie de principios".

En la apertura de la conferencia también participaron, a través de un mensaje grabado en video, el Secretario General de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-Moon, y la embajadora de Estados Unidos ante ese organismo, Samantha Power.

Ban resaltó la labor de la ONU en la "lucha global" contra la discriminación de las personas LGBTI. Y Power al recordar la reciente matanza en una discoteca gay en Orlando (EE.UU), señaló la alta tasa de suicidios -o intentos- que se da en la población LGBTI en su país y apuntó a la persecución que sufren las personas transgénero en lugares como, por ejemplo, Brasil.

En ese sentido, el Coordinador de Relaciones Internacionales de la ONG Uruguaya Ovejas Negras (que promueve los derechos de las personas LGBTI), Mauricio Coitiño, señaló que existen alrededor de 70 países en el mundo donde "la homosexualidad y el uso de ropas que no corresponden al género están penalizados", en algunos casos con prisión y en otros con penas de muerte.

En la IV Conferencia Mundial sobre Derechos Humanos de Personas LGBTI de Montevideo (la anterior fue en Estados Unidos en 2014) participan representantes de multitud de países, organismos multilaterales y organizaciones de la sociedad civil.

Todos ellos trabajarán conjuntamente con el objetivo de abordar las siguientes temáticas: "Diplomacia internacional y regional" (presidido por Países Bajos), "Inclusión LGBTI en la Agenda 2030 de la ONU para el Desarrollo Sostenible" (presidido por Uruguay), "Legislación sobre orientación sexual e identidad de género y reducción del espacio de la sociedad civil" (presidido por Argentina) y "Coordinación de fondos de donantes" (presidido por Estados Unidos).

Comments powered by CComment