Las matemáticas son exactas. Si nos remitimos a la composición de las fuerzas de las diferentes bancadas en el Congreso, es claro que el Centro Democrático no alcanza el 20 % del total de las curules, lo que significa que pueden seguir siendo derrotados en su ejercicio legislativo.

El registro de los últimos acontecimientos políticos demuestra que se avecina un nuevo escenario en el Congreso de Colombia, que pondría en jaque el trámite legislativo de los proyectos de ley radicados por el Ejecutivo. Cambio Radical, La U y el Partido Liberal, se encaminan a declararse independientes a pocos días de cumplirse el término que establece el Estatuto de la Oposición para que las bancadas definan su posición frente el Gobierno de turno.

El primer campanazo sucedió con la elección del Contralor General de la República el pasado 20 de agosto, cuando fue derrotado el candidato del Centro Democrático José Felix lafourie. El segundo, se dio en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes cuando el Partido del jefe de Estado daba por hecho que elegirían a un miembro de esa bancada como integrante del Consejo Superior de Política Criminal: el resultado fue adverso para esta colectividad, una vez más, Cambio Radical, la U y el Partido Liberal, con el apoyo de la oposición, se impusieron y derrotaron al Centro Democrático.

Dos derrotas seguidas que demuestran que el Gobierno no tiene mayorías en el Congreso. En Casa de Nariño hay preocupación por los últimos acontecimientos. Este miércoles, la Vicepresidenta de la República, Marta Lucia Ramírez se sienta a manteles con la bancada del Partido Conservador y por otro lado, el Alto Consejero para la Política, Jaime Amín, busca contactos urgentes con varios congresistas para revisar el tema, que de una u otra manera, pone en aprietos el futuro de la agenda legislativa gubernamental en el Congreso.

Las matemáticas son exactas. Si nos remitimos a la composición de las fuerzas de las diferentes bancadas en el Congreso, es claro que el Centro Democrático no alcanza el 20 % del total de las cúrules, lo que significa que pueden seguir siendo derrotados en su ejercicio legislativo.

Así las cosas, el panorama para el Ejecutivo no es alentador. Las últimas declaraciones del presidente Duque sobre el tema, han dejado ver que acabó con la representación de los Partidos en el Gobierno, lo que en efecto ha sucedido, pues hasta el momento ninguna colectividad, diferente al Centro Democrático, ha tenido representación en su gabinete.

Las circunstancias políticas establecen que empieza un enfrentamiento democrático entre el Gobierno y el Legislativo, lo que permite poner en jaque el sistema presidencialista que por años ha rodeado la administración del Estado.

 ¿Le llegó la hora al Congreso para que demuestre su independencia?

Bogotá, D. C, 22 de agosto de 2018

Por Luis Fernando García Forero

Comments powered by CComment